Los mejores rollos de canela caseros {¡hechos desde cero!}

1 Haz la masa: Caliente la leche en el microondas durante 15 a 30 segundos hasta que esté ligeramente tibia al tacto pero no humee. Combine la leche tibia, la levadura y el azúcar en el tazón de una batidora de pie con el gancho para masa. Deje reposar la mezcla espumosa durante unos cinco minutos.

Agregue los huevos, la harina y la sal al tazón y mezcle a velocidad media hasta que se forme una masa pegajosa. Agregue la mantequilla 2 cucharadas a la vez y espere a que la mantequilla actúe antes de agregar el siguiente lote. La mantequilla debe estar muy suave para que esto funcione. Si la mantequilla no está incorporada, amase cada pieza con los dedos hasta que esté suave antes de agregarla a la masa.

Una vez incorporada toda la mantequilla, amasa la masa a velocidad media durante 10 minutos (o amasa a mano).

Batir para obtener los mejores rollos de canela en un bol de vidrio.

2 Levantarse durante la noche: Forme una bola con la masa, colóquela en un tazón grande ligeramente engrasado y cúbrala con papel film. Deje que la masa se eleve durante la noche en el refrigerador durante al menos 8 horas. Poco a poco duplicará su tamaño.

Masa para rollos de canela caseros en un bol de vidrio para mostrar cómo hacer rollos de canela.

3 Corta y da forma a los rollos: Saca la masa de la nevera por la mañana. La masa está bastante rígida y firme, pero debería rodar un poco. Espolvoree ligeramente su superficie de trabajo y un rodillo con harina y extienda la masa en un rectángulo de aproximadamente 12 “por 16” de tamaño.

Unte la masa con mantequilla, dejando un borde de 1 pulgada en uno de los bordes más cortos. Combine el azúcar morena, la canela y la sal en un bol. Espolvorea la mezcla uniformemente sobre la mantequilla.

Desde el borde corto (que va hasta el borde con mantequilla), enrolle la masa en una espiral apretada. Apriete la espiral para cerrarla (el borde sin cortar debe pegarse al bloque de masa). Corta los extremos si están peludos.

Corta el rollo por la mitad en forma transversal para hacer 2 piezas. Corta cada pieza por la mitad nuevamente para hacer 4, y corta cada pieza nuevamente para un total de 8 rollos. Coloque los panecillos en una fuente para hornear engrasada de 9×13 pulgadas.

Masa para simples rollos de canela extendida sobre una tabla de mármol con un rodillo detrás.Para obtener los mejores rollos de canela, extienda la masa y cubra con una mezcla de canela y azúcar. Un rodillo está detrás de la masa.Rollos de canela caseros enrollados en una espiral larga y apretada y colocados sobre una tabla de mármol. Hay un rodillo detrás del tablero.Corta los bollos de canela desde cero en bollos individuales con un cuchillo para pan. La espiral interior es visible y hay un rodillo detrás de ella.

4 Cubre los bollos con film transparente y déjalos crecer en un lugar cálido durante 30 a 90 minutos. El tiempo de subida depende de la temperatura de su cocina. Cuando termines, los rollos deben estar hinchados y como una almohada. Deben tocarse con muy poco espacio entre los rodillos.

Rollos de canela caseros en una bandeja para hornear cubierta con papel pergamino.Los rollos de canela se elevan sobre una bandeja para hornear forrada de pergamino.

5 Mientras los bollos se ven medio levantados, precaliente el horno a 350 ° F.

6 Hornea los panecillos: Hornee los bollos durante 20 a 25 minutos, hasta que estén dorados e hinchados por encima. Sacar del horno y dejar enfriar sobre una rejilla durante 5 minutos antes de glasear.

Una sartén con simples bollos de canela, horneados dorados.

7 haz el glaseado: Mientras se hornean los bollos, use una batidora manual o una batidora de pie para batir el queso crema y la mantequilla hasta que estén cremosos. Agrega la mitad del azúcar en polvo y 1 cucharada de leche. Batir 1 minuto. Agrega el resto del azúcar y la vainilla y bate por un minuto más. Agregue 1 cucharada de leche hasta que el glaseado esté tan untable como desee.

8 Sirva caliente: Congele generosamente los rollos de canela mientras aún estén un poco calientes. Servir inmediatamente.

Rollos de canela desde cero, horneados y congelados.

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *