¡Reduzca el desperdicio de alimentos! Cómo congelar la col rizada

Una bolsa para congelar con col rizada en la parte superior y el texto del título en la parte superior.

Levanten la mano si alguna vez han puesto mal una bolsa verde en la parte trasera de su refrigerador. 👋😬 Sé que fui culpable de esto. ¿Pero adivina que? Puede congelar la col rizada (y las espinacas envueltas) para tenerla siempre a mano sin que se vuelva áspera y maloliente en la parte trasera de su refrigerador. Es increíblemente fácil, pero si eres nuevo en congelar verduras, sigue leyendo para saber cómo aprovechar al máximo tu col rizada (o espinaca) congelada.

Una bolsa de congelador de col rizada se derramó sobre una superficie de mármol

¿Por qué congelar la col rizada?

Como mencioné anteriormente, congelar la col rizada es una excelente manera de reducir el desperdicio de alimentos, ya que puede ser difícil comerse una pila o una bolsa entera de col antes de que se vuelva viscosa. ¡A menudo congelo la mitad de mi col rizada tan pronto como llego a casa de la tienda solo para asegurarme de no olvidarla más tarde y para asegurarme de congelarla mientras está más fresca!

Y dado que necesita preparar su col rizada antes de congelarla, es una excelente manera de consolidar sus tareas de cocina y hacer que cocinar sea más rápido y más fácil más adelante. Una vez que la col rizada esté preparada y congelada, se puede agregar a cualquier cantidad de recetas más adelante sin más trabajo.

Cómo utilizar la col rizada congelada

Lo más importante de congelar la col rizada es comprender en qué recetas puedes usarla más adelante. Las verduras congeladas generalmente se ablandan un poco después de congelarse y descongelarse. Por lo tanto, no recomiendo usar la col rizada congelada en una ensalada o cualquier otra receta que se suponga que tenga la misma textura que la col rizada fresca. La col rizada congelada también tiende a ser bastante delicada cuando se congela, por lo que es fácil de romper en trozos pequeños, lo que también la hace menos ideal para ensaladas. Por esta razón, no lo recomendaría para las patatas fritas de col rizada en las que tampoco quieres trozos grandes.

La col rizada congelada es ideal para cualquier receta que implique saltear la col rizada o agregarla a un líquido caliente como una sopa o un guiso. Y debido a que se descongela tan rápido en la sartén caliente, no tiene que descongelarlo antes de agregarlo a su receta. Aquí hay algunos excelentes ejemplos de recetas en las que podría usar col rizada congelada:

¡La col rizada congelada también es excelente para agregar a los batidos! ¡Solo echa un puñado en tu licuadora con el resto de tus frutas y verduras!

¿Cuánto dura la col rizada congelada?

La col rizada congelada se seca lentamente en el congelador con el tiempo, disminuyendo el sabor y la calidad de la textura. Para obtener el mejor sabor y textura, recomiendo usar su col rizada congelada dentro de unos meses.

Cómo congelar la col rizada:

Está bien, eso es una obviedad, pero ofreceré algunas piezas útiles en cada paso …

1. Prepara tu col rizada

Asegúrese de haber lavado y picado la col rizada por completo antes de congelarla para que pueda incluirse en su receta directamente del congelador. Compro sacos de col rizada cortada previamente, pero sigo lavándola y sacando trozos más grandes de tallo. Si va a comprar un manojo de col rizada, retire los tallos, córtelos al tamaño que desee y luego enjuáguelos bien.

Col rizada picada en un colador

2. Envuelva la col rizada

Después de enjuagar, escurre bien la col rizada y colócala en un recipiente hermético apto para congelador. Prefiero las bolsas para congelador porque quedan planas y no ocupan mucho espacio en el congelador. Evite empacar o apretar la col rizada en el recipiente para que pueda agarrar fácilmente un puñado o dos más tarde en lugar de tener un bloque grande y sólido de verde que no pueda romper.

Col rizada en una bolsa para congelador etiquetada y fechada

Y como siempre, ¡asegúrese de etiquetar y fechar su recipiente! Esto le permitirá utilizar productos congelados de manera oportuna y evitará esos misteriosos recipientes en el fondo del congelador.

3. Cocine la col rizada

Cuando esté listo para usar su col rizada congelada, puede agregarla a su receta directamente del congelador. Debido a que la col rizada es tan delgada, se descongela casi instantáneamente cuando se coloca en una sartén o sopa caliente. ¡Tan fácil!

Freír la col rizada en una sartén

¡Y eso es! Tan simple, pero tan fácil de perder. ¡Espero que este sencillo tutorial te inspire a congelar parte de tu próximo lote de col rizada y te ahorre unos dólares!

¿Quieres más consejos de congelación?

Mira estos otros ingredientes que me gusta mantener en el congelador:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *